• Marketing Intfresh

Cuarentena en Shanghái complica las cadenas de suministro



Por falta de carga y de mano de obra, el puerto de la ciudad china opera a la mitad de su capacidad.



La extensión indefinida del confinamiento zonal en Shanghái, debido al último brote de Covid-19, está ocasionando problemas mayores a los esperados. Si bien los puertos marítimos y aéreos de la urbe china continúan funcionando, las operaciones se demoran por falta de mano de obra. Y como además los almacenes y las fábricas están cerradas, y las restricciones a los viajes sumadas a la cuarentena limitan el transporte por carretera, la carga no llega a los puertos y no está disponible según lo esperado.


Cabe recordar que en Shanghái funciona el puerto de contenedores más importante del planeta. Y si bien las autoridades instaron a asegurar el normal desarrollo de las operaciones de envío y portuarias, las demoras ya se hacen sentir. De hecho tanto al área portuaria de Shanghái, como la Yangshan, operan a la mitad de su capacidad.


Ante esta situación hay expedidores que optaron por moverse a otros puertos, como Ningbo. Pero incluso en este último puerto la sumatoria de inconvenientes también está generando un retraso creciente.

En Shanghái también disminuyó a paso acelerado la demanda de carga aérea, por la escasa disponibilidad de mercaderías para el embarque. Y por esta razón las aerolíneas empezaron a cancelar vuelos.


Impacto sobre las tarifas

En su momento el brote de Covid-19 en la zona del puerto de Shenzhen había generado demoras de más del 70% en las operaciones durante siete días, y terminó generando un incremento de tarifas marítimas entre China y EE.UU. / Europa del 20%.


En esta oportunidad las tarifas a Estados Unidos descendieron 3% desde el comienzo de los brotes. Los analistas estiman que esta baja responde a la reducción de la carga disponible. Pero cuando se produzca la recuperación de las operaciones los analistas esperan que se incrementen las remisiones de mercaderías, y también los costos de las tarifas.

Con respecto al movimiento esperado para los próximos meses, el panorama no está del todo claro. Diversas señales parecen indicar que en habrá fuertes volúmenes de carga en la ruta Transpacífico. Pero a la vez se observa la inflación derivada de la invasión rusa a Ucrania hará que la demanda de los consumidores disminuya, cosa que ya se estaría observando en el caso de la demanda europea.

43 visualizaciones0 comentarios