• nancyqrg

El 2021 espera superávit comercial tras un año de pandemia



El año arrancó con grandes proyecciones comerciales para el 2021. Sólo en el mes de enero, las exportaciones crecieron un 7,3% y las importaciones un 8,7% respecto al mismo mes del año anterior. Esto significó un superávit de US$ 1.068 millones y un gran alivio que vino a revertir la balanza negativa del mes de diciembre -la primera en casi 30 meses-.


Decididamente, este aumento comercial no es azaroso y deja entrever las proyecciones que se esperan para todo el 2021. Desde Ecolatina, expresaron que hay una expectativa de un superávit impulsado por la recuperación de los precios y de la demanda internacional de US$ 14.000 millones, superando por casi millón y medio lo logrado en 2020.


Lo que refiere a la mejora en las exportaciones, según estiman, vendría dada por niveles bajos de comparación, tras un año donde el comercio mundial se vio muy afectado por la pandemia y los cierres de fronteras, además de la mejora en los precios de los principales productos exportados, como la soja que tendrían una demanda superior a la habitual. De todas formas, no podemos dejar de lado la posibilidad de que se atrase el tipo de cambio y que se estabilice la brecha cambiaria en niveles altos que podrían ir en contra de los incentivos del sector.


Por el lado de las importaciones, el aumento se verá dado por la demanda de insumos tras la reactivación de la actividad.


En este sentido, podemos pensar que las proyecciones comerciales son positivas, aunque no debemos descartar que si se generan mayores restricciones a la importación, éstas podrían estancarse en los niveles actuales y no crecer lo esperado. De todas formas, se espera que la persistencia de la brecha cambiaria pueda traer aparejado un crecimiento potencial menor de las exportaciones y mayor demanda de importaciones a mediano plazo.


Para pensar estas repercusiones con algunos números, podemos ver el comportamiento de algunos socios comerciales del país. En enero, Brasil ocupó el primer puesto con unas exportaciones e importaciones del 18% y del 15% respectivamente, mientras que el segundo puesto lo ocupó China con un aumento del 1% de las ventas externas y el 16% de las compras, generando el octavo mes consecutivo en déficit. Por último, en tercer lugar se ubicó Estados Unidos con un saldo negativo de US$78 millones.


En resumen, si bien las proyecciones esperan un buen año comercial, dependerá de las restricciones y regulaciones que se puedan llegar a dar en marco de un año que sigue siendo inestable, como lo fue el 2020.

12 vistas0 comentarios