• Marketing Intfresh

El transporte marítimo recién saldrá de la crisis a comienzos de 2022




Así lo afirma el CEO de la naviera Hapag-Lloyd, quien avizora una continuidad de la congestión portuaria y las altas tarifas en el corto plazo.





El transporte de contenedores global continuará sumido en las complicaciones derivadas de la crisis logística postpandemia. Durante el tercer trimestre de 2021 se sumaron congestiones en los puertos y alzas de tarifas que no dan muestras de querer desaparecer.


Rolf Habben Jansen, número uno de la naviera alemana Hapag-Lloyd, deslizó que tanto los altos costos de los fletes como los problemas de congestión causados por la recuperación imprevista de la demanda y la escasez de espacio en bodegas seguirán marcando la agenda de esta industria, por lo menos hasta fines de 2021 -e incluso durante el trimestre inicial de 2022-.


Datos aportados por el CEO indican que en agosto de 2021 la utilización de contenedores se incrementó en un 20% comparado con igual mes del año anterior. Por su parte los lapsos de entrega de la compañía marítima alemana pasaron de los 50 días habituales, a 60 días.


Los volúmenes transportados por Hapag-Lloyd se incrementaron un 4% entre enero y junio. Dado que la capacidad se ve superada por una demanda pujante, la compañía espera que en lo que resta del año la carga transportada se incremente apenas unos pocos puntos porcentuales.


Apuesta hacia adelante


Para paliar los problemas de capacidad, en septiembre la empresa alemana ordenó un extra de 75 mil TEUs de contenedores, que recibirá durante el último trimestre del año.


En la actualidad Hapag-Lloyd está completando dos procesos de adquisición: el primero involucra una participación del 50% de la terminal de ferrocarriles de Wilhelmshaven (RTW) en JadeWeserPort; y el segundo el 30% de la terminal de contenedores de Wilhelmshaven (CTW).


Frente a la preocupación manifestada por las autoridades de Hamburgo, que temen que estas operaciones deriven en pérdidas de volumen de manipulación, con el consiguiente impacto en la economía local, el CEO de Hapag-Lloyd señaló que las compras que realizará la empresa están destinadas a garantizar volúmenes superiores para todos los puertos de Alemania en su conjunto –en un contexto en que Róterdam y Amberes se disputan la carga que llega de Extremo Oriente-. Y estimó que de cualquier forma una vez completadas las operaciones de compra en curso en Hamburgo seguirá ingresando entre 85 y 90% del volumen de carga habitual.
14 vistas0 comentarios