• Marketing Intfresh

Más controles en contra de la evasión: Nuevos precios testigo para productos de comercio exterior



La Dirección General de Aduanas definió nuevos valores referenciales para mercaderías de exportación, y sumó pautas para otras de importación.




La Dirección General de Aduanas (DGA) parece dispuesta a no dejar intersticios por los que pueda filtrarse la evasión. Con tal objetivo optimizó los recursos recaudatorios. En lo concreto dictó cinco resoluciones a partir de las cuales se definen nuevas pautas para un conjunto de productos de importación, y también nuevos valores referenciales para mercaderías de exportación. De esta manera busca evitar que se evadan impuestos por la vía de la sobrefacturación de importaciones y la subfacturación de ventas externas, y desalentar también la competencia desleal.


Al emitir las resoluciones la DGA fustigó el accionar del gobierno de Macri en lo que refiere a los mecanismos de control, acusándolo de haber desarticulado los mismos. Desde el organismo destacaron que cuando el macrismo tomó el gobierno había precios de referencia para más de 20 mercaderías específicas, pero esa administración fue desarticulando la herramienta y finalmente hacia fines de 2017 terminó por derogar la normativa que habilitaba a pautar valores de referencia.


Las nuevas pautas


En lo concreto la DGA emitió la resolución 5148/2022 que establece un precio testigo FOB de U$S 1,20 por kilogramo para el mosto concentrado que se vende a más de 40 naciones. Cabe destacar que este insumo industrial empleado como endulzante de bebidas generó ventas externas por U$S 438 millones en 2021.


Por su parte la resolución 5153 estableció un nuevo precio testigo para las colas de langostinos que se venden a Indonesia, Sudamérica, Filipinas, Corea y Europa y China. Y la resolución 5152 fijó un valor referencial para otro importante producto de exportación argentino, como es el aceite esencial de limón, empleado para producir alimentos y perfumes.


En la misma línea otras dos resoluciones (5149 y 5150) fijaron precios testigo para marcaderías de importación –puntualmente para productos de bijouterie y juguetes compuestos por masa modelar que provengan del Sudeste Asiático y China-. Entre estos productos se destacan por ejemplo los textiles de poliéster, diversos tejidos, automóviles de mesa, de plástico y metálicos, radiadores para climatización central, clavijeros para instrumentos de música, auriculares, ruedas de bicicleta, auriculares, tejidos, dientes artificiales y clavijeros.


Control revitalizado


El nuevo enfoque busca evitar maniobras abusivas que se traduzcan en evasión impositiva. Desde que arrancó su gestión a nivel nacional el gobierno de Alberto Fernández incorporó valores de referencia para distintos productos, como ser los mencionados langostinos, los limones, la leche en polvo y la carne vacuna.


Desde la DGA indicaron que los precios referenciales no constituyen medidas aisladas, sino que forman parte de una política que busca resolver inconvenientes que afectan a los precios, el empleo y la industria.


En tal sentido la DGA destacó que la actual gestión volvió a utilizar la herramienta de los precios referenciales que ya funciona para un conjunto de productos, como ser los mencionados anteriormente, más la corvina, pasas de uva, papa, cebolla, leche en polvo, arándanos, carne porcina, ajo, manzanas, peras, pieles y cueros, calamares, limas, ciruelas secas y maní blancheado.

32 visualizaciones0 comentarios