• Marketing Intfresh

Rutas latinoamericanas mantienen el atractivo para compañías marítimas de Europa



Aún cuando la ruta Transpacífico gana peso específico a escala global, las principales navieras conservan su capacidad en la región.





Como es de esperar, los cambios geopolíticos y las modificaciones en los términos del comercio internacional suelen dar como resultado la mayor o menor importancia relativa de las rutas marítimas. No obstante, en el caso de los servicios desde y hacia Latinoamérica esta realidad no parece reflejarse aún. Al menos las navieras de Europa siguen apostando a los servicios desde y hacia la región. Así lo indican los datos de Alphaliner, el monitor mensual que es referente mundial.


Por ejemplo Latinoamérica ocupa el segundo lugar en importancia en lo que atañe a los despliegues de flota tanto para la naviera Hapag-Lloyd (21%) como para MSC (14%). En el caso de Hapag-Lloyd el elevado porcentaje puede parecer impactante, pero lo más probable es que se mantenga, ya que esta naviera está construyendo 12 buques de unos 24 mil TEUs que asignará a la ruta Norte de Europa - Extremo Oriente, y además encargó un conjunto de naves de 13 mil TEUs que destinará a los servicios hacia y desde Latinoamérica.


Por su parte en la actualidad el 18% de la flota de portacontenedores de Maersk y su filial Hamburg Süd atiende servicios vinculados con América Latina, un índice que también supera el promedio de 12% de la flota total.


Transpacífico gana relevancia


Por otra parte los servicios de la ruta Transpacífico –que unen América del Norte y Asia- acaparan actualmente el 21% del total de portacontenedores, cuatro puntos porcentuales por encima del dato correspondiente a 2018. Es decir que hoy la flota total desplegada en esta ruta equivale a la de los servicios destinados a la ruta Europa - Asia (que también acapara un 21%, al igual que tres años atrás).


El dato curioso es que para el caso de las navieras que integran el Top11 mundial el despliegue geográfico general se mantuvo casi inalterado desde 2018.


La ruta Europa - Extremo Oriente conserva la parte del león de las flotas de portacontenedores de las europeas MSC (25%), Hapag-Lloyd (23%) y Maersk (22%). Por su parte las líneas marítimas asiáticas siguen poniendo el foco en Asia - Norteamérica como ruta principal.

La excepción a esta regla es la francesa CMA CGM, que destina la mayoría de sus buques a la ruta Asia - Norteamérica (25%), aunque en gran medida esta poderosa oferta deviene de la compra en 2015 de NOL Singapur (Neptune Orient Lines) que opera en la ruta Transpacífico con la marca APL (American President Lines). No obstante para CMA CGM la ruta Extremo Oriente - Europa también tiene una enorme relevancia, al punto que le destina un 23% de su flota.


Dos que hicieron modificaciones


Entre las navieras que integran el Top11 mundial, apenas dos evidenciaron cambios fundamentales recientes en sus lineamientos comerciales.


Wan Hai Lines reorientó su enfoque geográfico hacia el intercambio entre Asia y Norteamérica, al punto que actualmente destina el 34% de su capacidad en esta ruta (en 2018 apenas destinaba el 7%). De hecho esta línea taiwanesa tiene más portacontenedores destinados en esta ruta que en los servicios al interior de Asia, a los que orienta el 33% de sus navíos.


Por su parte entre 2020 y 2021 la surcoreana HMM sumó 20 buques de 16 mil y 24 mil TEUs a la ruta Asia – Europa, a través de The Alliance. Esta capacidad congrega el 50% de la flota total de la naviera. En 2018 esta línea destinaba el 41% de sus servicios a Oriente Medio y al subcontinente indio.


No obstante en la actualidad la naviera que despliega el mayor porcentaje de su capacidad en la ruta Transpacífico es la israelí Zim (54%). Pero esta línea ya manejaba el mismo enfoque en 2018, cuando destinaba el 51% de su flota a la ruta Asia – Norteamérica. La particularidad de esta naviera es que se enfoca en África y Europa – América del Norte como segunda y tercera ruta, respectivamente.



3 vistas0 comentarios