• Marketing Intfresh

Se frena la producción por falta de insumos




Las nuevas trabas a las importaciones también generan alzas importantes en los precios.


A partir de la decisión del BCRA de reforzar aún más el cepo sobre el dólar, las empresas empiezan a avizorar posibles faltantes de insumos para la producción, lo que a su vez genera pronunciadas alzas en los precios. Por otra parte la incertidumbre con respecto al valor del dólar y a las condiciones para operar hacen que las empresas no sepan si podrán afrontar sus deudas comerciales.

Cabe destacar que la mayoría de las compañías y firmas que fabrican bienes importan algún insumo o componente. Y el clima de incertidumbre hace que tomen decisiones conservadoras como forma de preservarse. En algunos casos suspenden ventas, o bien eligen a qué clientes vender y a cuáles no, o limitan las cantidades.


Por otra parte los analistas esperan que buena parte de los efectos de las medidas se que se tomaron recientemente se reflejen recién en los próximos meses, ya que en comercio exterior los plazos y procedimientos son complejos y las consecuencias no siempre pueden verse de forma inmediata (a veces recién en el mediano plazo).

Restricciones recargadas



Recordemos que a partir del 27 el BCRA lanzó una batería de medidas orientadas a restringir aún más las importaciones. Estas medidas estarán vigentes por tres meses, hasta fines de septiembre. De tal forma, para abonar sus compromisos externos, las empresas tendrán que conseguir financiamiento en dólares (de sus casas matrices o de bancos comerciales del exterior).


Otra decisión del Gobierno fue la ampliación de las posiciones arancelarias de bienes similares a los que se producen en la Argentina que podrán llegar al mercado nacional recién en 180 días, y de bienes de lujo que podrán traerse al país recién en 360 días.

Problemas con la carga

Los representantes del sector importador solicitaron audiencias con referentes del gobierno para manifestar los problemas que tienen para efectuar pagos ya comprometidos. Estos representantes se quejan de la existencia de cargas programadas hace un mes o más en el puerto porteño que abonan costosas jornadas de almacenamiento y otras que, como no pueden pagarse, quedan en el camino (“flotando”).


Cabe destacar que las operaciones de comercio exterior suelen financiarse mediante el pago de un anticipo, de modo tal que al concretarse la entrega de las mercaderías se liquida el saldo remanente.


36 visualizaciones0 comentarios