top of page
  • Foto del escritorMarketing Intfresh

Argentina: qué sectores pueden vivir un boom exportador

Existen industrias que tienen condiciones para explotar en el corto y mediano plazo. Cuáles son, y qué condiciones deben darse. 





En la Argentina hay varios sectores que presentan condiciones para experimentar un boom exportador. Y esto tanto por diferenciales propios, como por oportunidades derivadas del contexto mundial, en una época en que los mercados internacionales están requiriendo productos que nuestro país produce. Sin embargo, el despegue de estas industrias dependerá de algunas acciones necesarias. 


Los sectores de la energía, agroindustria y minería aparecen con gran potencial. Y también el turismo y las industrias ligadas con la economía del conocimiento. Luego hay economías regionales que podrían multiplicar sus ventas externas hasta tres veces, aunque su impacto potencial está por detrás de estas industrias señaladas.  


En lo tocante a la agroindustria, aún con el problema de la sequía, en el 2022 Argentina exportó U$S 60 mil millones. Las ventas externas de este sector acapararon casi el 70% de las divisas que ingresaron por exportaciones. El país tiene capacidad para vender oleaginosas (como soja) y cereales, carnes y distintos productos derivados con valor agregado, todos ellos con gran diferencial competitivo. Las estimaciones indican que de aquí a una década el país podría sumar U$S 30 mil millones extra por exportaciones de granos, y agregar U$S 4 mil millones por ventas externas de carne. 


En lo que respecta a las condiciones que deberían darse, los voceros del sector mencionan la minimización de las intervenciones, la reducción de las retenciones y un dólar competitivo. 


Cerebro argentino


En 2022 los servicios profesionales vendidos al exterior derivados de la economía del conocimiento generaron divisas por US$ 7.300 millones (9% del total de ventas externas nacionales). A pesar de su potencial y su aporte concreto en divisas, este sector está creciendo a un ritmo menor de lo que podría. Para continuar con su avance requiere que se normalice las variables macroeconómicas de la economía nacional (entre otras cosas porque muchas empresas decidieron instalarse en otros países para sortear estos escollos). Además se necesita sostener la inversión en capacitación y formación.  


Minería y energía


Si bien la Argentina presentó una balanza comercial deficitaria en torno a la energía, en 2022 las exportaciones se incrementaron con relación al año anterior, básicamente por ventas de petróleo y GNC. Se espera que a partir de 2024 el país deje atrás este déficit gracias al aporte de Vaca Muerta. 


A fines de esta década la expectativa es que la Argentina produzca 1,5 millones de barriles de petróleo por día. Y a esta perspectiva se suma el importante potencial del GNC. Los especialistas entienden que se podrían obtener nuevos mercados en Europa y Asia y no solo en Latinoamérica. Y dicen que para que esta industria evolucione se necesita resolver cuestiones de infraestructura. 


Por su parte en 2022 las ventas externas de la minería llegaron a casi U$S 4 mil millones (4% del total). Se estima que este sector podría duplicar este nivel de ventas externas con el aporte del litio y del cobre.  Los representantes de este sector indican que para su crecimiento se requiere de importantes inversiones. Y reclaman el fin de las retenciones y de las regalías móviles.  


Naturaleza que atrae


Los atractivos naturales del país hacen que cada año el turismo mueva la importante suma de U$S 50 mil millones en el país, generando puestos de trabajo y desarrollo. El saldo de esta actividad se ubica unos U$S 3.700 millones al año. 


Los referentes de este sector aseguran que el país podría recibir 14 millones de turistas y que esto se traduciría en aportes por U$S 25 mil millones, para lo cual se necesitaría una mejora en la conectividad tanto externa como interna 


46 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page