top of page
  • Marketing Intfresh

El sistema SIRA, bajo la lupa



El mecanismo diseñado para destrabar el ingreso de productos de importación imprescindibles o necesarios para la producción aún genera controversias.


El sistema SIRA se lanzó hace unos tres meses para cuidar los dólares en un contexto de alta escasez de divisas, y sigue generando expectativas entre los operadores del comercio exterior y las empresas que producen en la Argentina. En los hechos esta herramienta da lugar a una nueva vía de comunicación entre la Secretaria de Comercio, la Dirección General de Aduanas y los importadores, y define si se libera el acceso a los dólares, o no. En la actualidad controla el ingreso de muy diversa clase de mercaderías al país (desde insumos para salud, hasta piezas para grandes proyectos). Pero la realidad es que la celeridad en la aprobación es como mínimo desigual.

Si bien es verdad que el gobierno consiguió algo de margen de acción con la importante liquidación de divisas derivada del "dólar soja”, aún continúa sujeto a importantes restricciones en lo que refiere a la disponibilidad de reservas del BCRA. Y esto hace que haya importantes demoras a la hora de aprobar las declaraciones enmarcadas dentro del nuevo SIRA.

En este contexto las estadísticas indican que el número de operadores que presentó por lo menos una solicitud para el acceso a las divisas superó los 17.500, y el monto total requerido ascendió a U$S 16 mil millones. La particularidad es que el 74% de esos pedidos provino de compañías pequeñas o microempresas.

Por otra parte entre los operadores que ya pudieron hacerse de las divisas solicitadas y ya ingresaron las mercaderías que precisaban al país, el 83% eran pymes.

Factores que frenan


Ante esta situación el empresariado local brega por más ventanillas que ayuden a destrabar las operaciones. Los operadores destacan que hay dos factores que ponen freno a las autorizaciones: los problemas en el traspaso del sistema anterior al SIRA; y la fórmula que define cuál es la capacidad financiera de cada operador.

En adelante el escenario no se presenta para nada sencillo. Especialmente si se tiene en cuenta que los referentes de la Aduana alertaron que casi 3500 operadores presentaron solicitudes de acceso a divisas por valores que superan el promedio mensual de importaciones en más del 200%; y casi 3100 hicieron pedidos que superan entre el 100% y 200% esos niveles promedio.

Sin embargo en una reunión que se realizó recientemente entre los referentes del Centro Despachantes de Aduana (CDA), y la cúpula de la Aduana, pareció abrirse una luz de esperanza. Según trascendió el organismo público habría decidido establecer a través del CDA una vía de comunicación exclusiva a efectos de que se puedan gestionar la aprobación de declaraciones SIRA en ciertos casos específicos que aún tienen autorizaciones pendientes.


96 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page