• Marketing Intfresh

Etiquetas textiles: qué información deben incluir a partir de la nueva normativa




El Gobierno nacional definió nuevos requerimientos para las etiquetas de la ropa. La medida afecta a fabricantes e importadores. Los detalles.


Las etiquetas correspondientes a la indumentaria que se comercialice en la Argentina deberán incorporar nuevos datos, en sintonía con las pautas establecidas en el “Reglamento Técnico Mercosur sobre Etiquetado de Productos Textiles”. Como cambio fundamental la iniciativa suma más información vinculada con las telas sintéticas.


Esta actualización de las etiquetas fue pautada por la Secretaría de Comercio Interior y busca aportar nuevos recursos a los consumidores, que a partir de ahora podrán conocer más detalles sobre las telas sintéticas que integran la ropa. Además, al profundizar en el desglose de la composición tendrán más herramientas para optimizar la conservación, el tratamiento y las estrategias de lavado, de modo tal de prolongar su vida útil.


Los cambios en el etiquetado se establecieron a través de la resolución Nº 549/2021. Además de actualizar cuestiones vinculadas con la presentación de la información, la modificación también incorpora nuevas fibras desarrolladas en las etiquetas. Por otra parte se definieron nuevos límites para el componente de fibras sin identificar.


Homogeneizar los datos


El espíritu de esta medida es homogeneizar la presentación de la información de los productos textiles, de modo tal de facilitar su comercialización en la región, particularmente en los países que integran el Mercosur.


Adicionalmente los consumidores contarán con referencias más claras sobre la indumentaria adquirida, no solamente a nivel de la composición, sino también de las formas de conservación.


Esta norma ya fue incorporada en Brasil y Paraguay y establece cómo se debe identificar las prendas en función de su composición, en aspectos como tipo de hilados, gramaje de tejidos y dimensiones. Y también en lo que atañe a la conservación, limpieza y tratamiento.


Responsabilidades y alcances


La normativa también prohíbe la comercialización dentro de las fronteras del país y la importación de aquellos productos que no cumplan con estas nuevas pautas de etiquetado. Para el caso de productos de origen nacional, el fabricante será el responsable del cumplimiento de estos requisitos. Para el caso de productos importados, la responsabilidad recaerá en el importador.


De ahora en más los productos textiles deberán detallar de manera obligatoria aspectos como el nombre, la razón social o la marca registrada del importador o el fabricante nacional, junto con su identificación fiscal; también el país de origen, la denominación de los filamentos o fibras textiles y su contenido (porcentaje en masa), el tratamiento y los cuidados para conservar la prenda y la dimensión o talle.

La denominación genérica de los filamentos fibras textiles deberá acompañarse con el dato de su participación (en porcentaje) dentro del total del producto.


Sector bajo tensión


La industria textil fue la que evidenció los incrementos de precios más elevados durante los últimos meses en la Argentina. Datos del INDEC indican que en abril de 2021 el rubro de indumentaria y calzado manifestó una suba interanual de 79,1% (comparada con 46,3% de inflación en el mismo lapso).


Este sector no fue alcanzado por acuerdos o programas de control de precios, como sí ocurrió con otros rubros. Y se distingue por tener un elevado nivel de protección frente al ingreso de productos de origen importado: de hecho en los primeros tres meses de 2021 las importaciones de estos productos disminuyeron 51,45% y 56% medidas en dólares y en volumen respectivamente, comparadas con igual período de 2020.


En un contexto en el que se observa una fuerte caída en la producción y en las ventas, y cierre de locales, el incremento de precios se atribuye a los inconvenientes para producir, a la escasez y la escalada del valor de los insumos (telas y elementos complementarios, como las propias etiquetas); también a la falta de prendas y a la suba de los costos unitarios, entre otros factores.



30 vistas0 comentarios